COMPORTAMIENTO

Caja de la ira, el mejor recurso para calmar las rabietas infantiles

 

Capítulos:

 

  1. ¿Qué es la caja de la ira?
  2. ¿Para qué sirve la caja de la ira?
  3. Guía: Cómo utilizar la caja de la ira
  4. Otros métodos contra las rabietas infantiles

 

Si tienes hijos pequeños, antes o después tendrás que enfrentarte a sus rabietas. No importa cuál sea el carácter de tu hijo, en algún momento los pequeños enfados desmedidos aparecerán porque forman parte del desarrollo emocional de los niños.

El cariño, la paciencia y la constancia son herramientas que te ayudarán a lidiar con este comportamiento, pero hay más recursos. En este artículo te contamos todos los detalles sobre la caja de la ira, una técnica muy efectiva contra las rabietas infantiles. ¿Quieres saber en qué consiste y cómo ponerla en práctica? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es la caja de la ira?

 

Alrededor de los dos años, los niños empiezan a ser más conscientes de su autonomía y cada vez quieren más. Muchas veces se sienten frustrados porque no consiguen lo que quieren y ahí es cuando aparece la ira como reacción natural. Con esa edad todavía no saben cómo canalizar bien sus emociones, porque esa parte del cerebro 🧠 aún está poco desarrollada.

Las rabietas infantiles son el recurso más básico que los niños tienen para descargar toda esa rabia que les invade 🧨 y expresar su frustración. Suelen aparecer a los dos años de edad; con tres y cuatro alcanzan su máximo potencial y pueden alargarse hasta los siete. 

La caja de la ira es un método ideado por la psicóloga Marina Martín que está basado en el cuento infantil Vaya Rabieta, de la escritora francesa Mireille d´Allancé. Este cuento narra la historia de Roberto, un niño que, en un mal día, se frustra enormemente y da rienda suelta a su enfado a través de una rabieta. El monstruo de la ira que sale de él lo destrozará todo a su paso, ¿conseguirá Roberto detenerlo?

caja-de-la-ira-ninos

¿Para qué sirve la caja de la ira?

 

La rabia es una de las emociones que más energía moviliza en las personas. Forma parte de nuestra naturaleza y no podemos evitarla, pero sí gestionarla de la mejor forma posible. 

En edades tempranas los niños no saben verbalizar o expresar sus emociones, muchas veces ni siquiera entienden lo que les pasa. Estallar 💥 en un ataque de rabia es el único recurso que tienen para expulsar esa energía negativa que les invade. Como primer impulso, los padres y profesores podemos pensar en castigarlos por este mal comportamiento. Sin embargo lo correcto es actuar con mucha mano izquierda. Debemos ayudarlos.

Y para eso sirve la caja de la ira: es una excelente herramienta 🔧 para ayudar a los niños a canalizar su enfado. A través de esta técnica aprenden a ser conscientes de sus propias emociones y el impacto que tienen en los demás. El objetivo es que poco a poco controlen sus arranques de ira.

 

Guía: Cómo utilizar la caja de la ira

 

Ahora voy a contarte cómo puedes utilizar la caja de la ira. Se trata de una estrategia basada en el dibujo. 🎨 Cuando tu hijo se sienta frustrado dale una hoja de papel y unos lápices de colores y pídele que dibuje su enfado. Esta técnica no es más que una vía para canalizar su rabia; dibujar le ayudará a relajarse y aliviará su ira. 

Una vez que tu hijo haya dibujado el monstruo que en ese momento tiene dentro, será como si se hubiera librado de él. El siguiente paso es arrugar la hoja, meterla en una caja con tapa y así encerrar al monstruo de la rabia para que no pueda salir.

 

Otros métodos contra las rabietas infantiles

 

Además de la caja de la ira, hay otros recursos que puedes utilizar cuando tu hijo estalle en una rabieta y empiece a gritar, llorar o patalear.

El ricón de la calma

El método Montessori propone este método para aliviar la rabia de los niños. Se trata de un rincón en la casa al que acudir cuando necesiten calmarse. 🥰 Debe ser un espacio cómodo y agradable que les transmita tranquilidad. Para crearlo puedes incluir elementos como cojines, una alfombra, cuentos infantiles o su peluche preferido, y también es muy recomendable añadir un ambientador con una fragancia agradable. Cuando tu hijo acuda a este rincón de la calma puedes probar a poner música relajante, ¡suele funcionar!

La técnica de la tortuga Manolita

Manolita era una tortuga 🐢 encantadora, pero se enfadaba con facilidad. Pero un día aprendió una técnica para controlar su ira: Manolita se metía en su caparazón y contaba hasta diez cuando sentía que la invadía la rabia. Y… ¡magia! Cuando salía del caparazón el enfado había desaparecido. Esta historia es una fábula que utilizan muchos psicólogos para ayudar a los niños más pequeños a controlar sus rabietas. ¡Pruébala tú también con tu hijo!

Como padre, tu labor es ayudar a tu hijo a gestionar sus sentimientos y darle los recursos necesarios para que desarrolle su inteligencia emocional. Empieza ya a poner en práctica la caja de la ira, pronto verás resultados. Y sobre todo, ármate de paciencia y no desesperes. ¡Mucho ánimo!

Alcanza la cima con clases particulares

Consejos para los padres

Ayudamos a los estudiantes a aprender, no sólo a subir las notas.

Guía de motivación gratuita para padres.

Descargar ahora