COMPORTAMIENTO

Ansiedad en niños y adolescentes: ¿Cómo ayudar a tu hijo?

 

Capítulos:

  1. ¿Qué es la ansiedad infantil?
  2. Tipos de trastorno de ansiedad
  3. Síntomas de la ansiedad
  4. ¿Cómo ayudar a los niños y adolescentes con ansiedad?

 

Al igual que los adultos, los niños y adolescentes pueden tener preocupaciones o miedos que les provocan ansiedad. Es un problema bastante común y generalmente tiene solución. Pero debes estar alerta. El trastorno de ansiedad puede pasar desapercibido durante un tiempo al confundirse fácilmente con otros estados emocionales como el miedo.

Si notas que la ansiedad de tu hijo está empezando a afectar a su bienestar emocional o físico y está comenzando a interferir en su vida diaria, debes plantearte pedir ayuda a un terapeuta o profesional de la ansiedad infantil.

 

¿Qué es la ansiedad infantil?

 

La ansiedad es un mecanismo de protección natural que nos pone en alerta ante situaciones de amenaza. En niveles normales, puede considerarse una emoción sana e incluso necesaria, ya que cumple una función y todos los seres humanos la experimentamos. Sin embargo, debemos preocuparnos ⚠️ cuando es elevada y se mantiene en el tiempo. O cuando no hay ningún motivo que la desencadene.

Los niños pueden experimentar ansiedad 😰 por diferentes razones dependiendo de la edad en la que se encuentren. Y la mayoría de las veces esto es totalmente normal y forma parte del crecimiento. Por ejemplo, de los 6 meses a los 3 años es muy común que sufran ansiedad cuando se separan de sus padres. 

También es común para los niños de la etapa preescolar desarrollar miedos o fobias como por ejemplo a las tormentas, a ciertos animales, a la sangre o a la oscuridad. Normalmente estos miedos desaparecen solos con el paso del tiempo.

Además, hay otras causas que pueden determinar que los niños experimenten ansiedad, independientemente de su edad: ansiedad por ir a un colegio o instituto nuevo, por cambiar de casa, o antes de los exámenes

 

Tipos de transtorno de ansiedad

 

Hay diferentes tipos de trastorno de ansiedad: 

  1. Trastorno de ansiedad generalizada. Cuando los niños se preocupan muy a menudo por muchas cosas diferentes.
  2. Trastorno de ansiedad por separación. Cuando los niños no superan el miedo a separarse de sus padres 💔 con una cierta edad.
  3. Trastorno de ansiedad social. También se le llama fobia social. Los niños que lo sufren tienden a aislarse de los demás por miedo al rechazo.
  4. Trastorno de pánico. Son ataques repentinos con síntomas físicos como temblores, aceleración cardíaca, falta de aire… Son más comunes en los adolescentes.
  5. Mutismo selectivo. Una forma extrema del trastorno de ansiedad social que provoca que el niño o adolescente deje de hablar 🤐 aunque físicamente sea capaz.
  6. Fobias específicas. Son miedos extremos o terrores a cosas específicas que el niño intentará evitar a toda costa.

 

Síntomas de la ansiedad

 

La ansiedad puede ser difícil de distinguir o interpretar en algunas ocasiones y los niños pueden no ser capaces de expresar lo que sienten. Sin embargo, hay ciertos síntomas propios de la ansiedad que podrían ayudarte a detectarla en tu hijo.

Si está en una edad temprana, observa si tiene problemas para dormir, se irrita con frecuencia, empieza a mojar la cama o tiene pesadillas. 👻

En niños más mayores los indicadores podrían ser la falta de autoconfianza para probar cosas nuevas, la dificultad de concentración, problemas para dormir o comer, abundancia de pensamientos negativos o aislarse de los amigos y conocidos. 

Otros síntomas físicos detrás de los cuales se puede presentar la ansiedad infantil son los temblores, dolores de cabeza, dolores abdominales, vómitos o tartamudez.

chica adolescente sufriendo un ataque de ansiedad¿Cómo ayudar a los niños con ansiedad?

 

Para decidir cómo actuar es muy importante realizar un test y un adecuado diagnóstico. Como padre, tú tienes un papel muy importante.

Toma nota de estos consejos para ayudar a tu hijo a manejar mejor los problemas de ansiedad:

Evita las rutinas repletas de actividades

Tu hijo necesita ratos para relajarse, jugar, leer o simplemente no hacer nada. Estos momentos de tranquilidad son muy importantes, y le ayudan a desarrollar habilidades como la creatividad.

Presta atención a lo que expresa

Interésate por sus sentimientos. Lo que para un adulto puede ser un granito de arena, para un niño es una gran montaña. ⛰️ No le quites importanciaa sus preocupaciones. 

Intenta averiguar la raíz del problema

Hablar con él y mantener un vínculo de confianza te ayudará a identificar lo que le puede estar produciendo estrés y ansiedad. 

Practica con él estrategias

Hacer técnicas de relajación o respiración, practicar algún deporte o interesarse por actividades como la lectura, la pintura o incluso escuchar música 🎵 pueden ayudar mucho a gestionar su malestar. Lo importante es conseguir pasar un rato agradable.

Recuerda que eres su modelo

Tú eres el ejemplo a seguir para tu hijo, él imita muchos de tus patrones de comportamiento. Si le muestras una forma sana de afrontar los miedos o problemas, él tendrá esa estrategia de referencia.

Siempre positivo, nunca negativo

Ayúdale a sustituir las creencias, ideas o pensamientos negativos por otros positivos. ¡La actitud es un arma muy poderosa!

Pide ayuda

Si crees que tu hijo necesita terapia, no te cortes y recurre a profesionales. Al fin y al cabo, un psicólogo sabrá mejor que tú y que yo cómo ayudar a tu hijo. 😉

Recuerda que el mejor tratamiento es que tu hijo se sienta escuchado y comprendido. ¡Tu cariño es la mejor medicina! Hablar con él, celebrar sus éxitos y acompañarlo en los momentos críticos son gestos que le ayudarán a gestionar mejor este problema o cualquier otro.

Alcanza la cima con clases particulares

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora