TENDENCIAS DE APRENDIZAJE

Mindfulness para estudiantes (beneficios y ejercicios)

 

Capítulos:

 

1.  ¿Qué es el mindfulness y para qué sirve?

2. ¿Por qué los estudiantes deberían aprender mindfulness?

3. Ejercicios de mindfulness para estudiantes: ¿Cómo se hacen?

 

 

¿Notas que tu hijo está más estresado que de costumbre? ¿Sientes que necesita un poco de calma en su día a día? Quizás el mindfulness, aplicado a su vida de estudiante, pueda serle de gran ayuda. Estos son los beneficios de esta práctica milenaria y así es cómo debes incluirlo en su rutina diaria. 

 

No me cabe ninguna duda de que, en algún momento durante los últimos años, has escuchado hablar del mindfulness. E incluso también del mindfulness aplicado a  estudiantes. Y no me extraña, pues se trata de una serie de ejercicios, ya convertidos en estilo de vida, que han venido para quedarse. 

También conocido como atención o conciencia plena, el mindfulness es una práctica que tiene su origen en el budismo 🧘 y que, aplicado a la sociedad occidental actual, donde el estrés y el frenetismo son los auténticos protagonistas, hace que el día a día de las personas que lo practican sea más calmado y pleno.

 

achtsamkeit--schueler

 

¿Qué es el mindfulness y para qué sirve? 🤔

 

Según Juan Manuel Medina, director del centro de Medicinas Naturales Sanis Natura, el objetivo del mindfulness no es otro que lograr un estado de conciencia libre de prejuicios. O lo que es lo mismo, conocer lo que ocurre dentro de uno mismo y aceptar esas sensaciones, sentimientos y pensamientos que se tienen en cada momento. 

El mindfulness persigue la atención total del momento presente y esta idea, transportada a todo tipo de ámbitos y personas puede ser la mar de beneficiosa. Incluidos los estudiantes. 

 

¿Por qué los estudiantes deberían aprender mindfulness? 👀

 

Al igual que los adultos, los niños están expuestos a fuentes de estrés y estímulos dañinos que hacen que su día a día sea un poco más difícil. El acoso escolar, el peligro de las redes sociales o la relación con el resto de jóvenes de su edad pueden ser algunos de ellos.

Por ello, cuanto antes aprendan a afrontarlos de forma consciente y a reaccionar de manera adecuada ante ellos, antes madurará y más fácil le será la vida en el futuro.

Es importante que enseñes a tu hijo, desde bien joven, estrategias y métodos para conocerse y evaluarse, saber cuáles son sus puntos fuertes y sus debilidades y actuar y trabajar en consecuencia. 💪

No quiero decir, ni muchísimo menos, que le sometas a situaciones de estrés solo para que aprenda a superarlas; sino más bien que le ayudes a desarrollar habilidades sociales, inteligencia emocional, resiliencia, independencia y mayor capacidad de concentración. 🔍

Y una muy buena forma de hacerlo es a través de la atención plena o el mindfulness con alguno de estos ejercicios. 

 

Ejercicios de mindfulness para estudiantes: ¿Cómo se hacen? 🤩

 

🌟 Respiración meditada

 

A ver, respirar es lo más normal del mundo.💨 Lo hacemos sin pensarlo y de manera totalmente automática. De hecho, no respirar no es una opción. Así de simples somos los seres humanos. 

Es por ello por lo que, para que tu hijo se centre en el presente y deje a un lado los miedos futuros y los errores pasados, un buen ejercicio es que se centre en su respiración. Tan sencillo como eso.

Inspiración y expiración. Haz que el peque se fije en la cantidad de aire que sus pulmones son capaces de guardar, en el tiempo que tarda en expulsarla y en cómo se infla el pecho cada vez que llena estos órganos. 

Esto hará que los pensamientos que se le pasen por la cabeza 🤯 desaparezcan, pues toda la atención estará puesta en algo tan fácil como respirar.

 

🌟 Conciencia corporal

 

El cuerpo, especialmente en la edad adolescente, es un tema delicado. Muchos jóvenes no aceptan ciertas partes de su anatomía y luchan por ocultarlas o cambiarlas. 

Sin embargo, el mindfulness busca dejar a un lado esos pensamientos negativos y centrarse únicamente en la objetividad de la realidad. Algo que se consigue, por ejemplo, a través del escaneo corporal. 

Haz que tu hijo se siente en una silla y que, primero con los ojos cerrados y después con los ojos abiertos, 👁️ recorra su cuerpo prestando atención a qué hace y para qué sirve cada parte de su cuerpo. Es una manera de que se acepte de la cabeza a los pies, pues todo está ahí por algo.

 

🌟 Percepción sensorial

 

Si una actividad positiva es que tu hijo logre analizar sin juzgar su cuerpo, otro ejercicio que te recomiendo es que haga lo mismo pero con los cinco sentidos.

¿Qué se escucha? 👂 ¿Qué se siente? ¿A qué sabe? 👅 ¿Qué ve? ¿Cómo huele?

Se trata de descubrir qué percibe tu hijo de manera subjetiva y analizar por qué hay olores que nos resultan desagradables o por qué hay sonidos que nos parecen molestos.

Otro ejercicio que puede ser emocionante para los estudiantes es ver cuándo (y cuánto) nos pueden engañar nuestros propios sentidos. 

Por ejemplo, invita a tu hijo a que, sin mirar un reloj, intente estimar cuánto dura un minuto, cuántos gramos pesa un objeto concreto sin usar una báscula o a cuánta distancia está una cosa de la otra sin usar Google Maps o un metro. Las respuestas que te dé serán muy importantes para ver cómo percibe el mundo y para que entienda que, a veces, su visión no es la real. 

 

🌟 Conversación unilateral

 

El cerebro humano, 🧠 por muy loco que parezca, no puede distinguir entre imaginación y realidad. Es por ello por lo que, cuando soñamos con algo terrorífico o estresante, nuestro cuerpo reacciona físicamente de la misma manera que cuando lo vivimos en la vida real. Sudores, taquicardia e incluso lágrimas. 

Teniendo esto en cuenta, puedes animar a tu hijo a que piense (y converse consigo mismo) en un tono positivo, pues así su mente y su cuerpo reaccionarán en consecuencia. 

Si tiene un examen y cree que lo va a suspender, lo más probable es que llegue el insomnio, el nerviosismo y los dolores de cabeza. Es mejor que se diga a sí mismo que él puede hacerlo, que va a conseguir aprobar y que se sabe la lección. Querer no es poder pero creer, a veces, sí.

Igualmente, si siente que lleva una asignatura peor que el resto o que hay un tema en específico que se le atraganta, siempre puede pedir ayuda a uno de nuestros tutores de GoStudent. Utiliza este enlace y prueba alguna de nuestras clases. ¡La primera es gratuita! 🆓😍


Alcanza la cima con clases particulares

Consejos para los padres

Ayudamos a los estudiantes a aprender, no sólo a subir las notas.

Guía de motivación gratuita para padres.

Descargar ahora