COMPORTAMIENTO, INTERNACIONAL

Bullying: 7 consejos para que tu hijo no se convierta en acosador

 

Capítulos:

  1. Consejos para que tu hijo no se convierta en acosador
  2. Qué hacer si tu hijo ya es el acosador de la clase

 

La preocupación por el bullying escolar es cada vez mayor. 📈  No es que sea un tema nuevo. Toda la vida ha habido acoso en las aulas pero antes se consideraba un comportamiento “de niños”. O lo que es lo mismo, se aceptaba que ocurriera. 

Por suerte, esto ha cambiado y cada vez hay más programas de prevención y de ayuda a las víctimas. Tanto el equipo académico como los propios padres estamos cada vez más concienciados de la gravedad del tema. Y asociaciones y empresas como GoStudent ponen todo su empeño en que esta situación llegue a su fin. 

Cuando se habla de bullying se suele poner el foco en la víctima. Los padres no se plantean que su hijo sea el acosador (o pueda llegar a serlo) y muchas veces niegan su comportamiento.

Pero los adultos somos los que más podemos hacer para que los niños no se conviertan en acosadores y acabar con esta lacra. Es por ello por lo que debes prestar atención a algunas señales e intentar criar a tus hijos en ciertos valores.

niñas en clase haciendo bullying acoso escolar

Consejos para que tu hijo no se convierta en acosador

 

El colegio es importante

Procura llevar a tu hijo a un colegio que tenga medidas anti-bullying. No hace falta que el acoso se produzca o que ocurra algo grave para que en el centro haya un plan de prevención.

Hacer del aula un sitio seguro para todos y concienciar sobre los problemas que provoca el bullying ayuda a que los niños no se vuelvan abusones.

Prejuicios adquiridos

Hace unos días leí un tuit en el que una monitora de primera hora de un colegio contaba que un niño de tan solo 5 años la despreciaba por el color de su piel. A esa edad, 👶 ningún niño entiende qué quiere decir con eso. Por lo que se deduce que el origen de su comportamiento es su entorno a diario.

Cuidado con lo que hablas y cómo lo hablas en casa. Aunque estés de broma y no le des importancia. 

Las actitudes que tengas ante otros sobre diversidad sexual, religión, raza… quedan en la cabeza de un niño. Son los cimientos de cómo interactuará con los demás.

Comportamiento de la familia

Como os tratéis dentro de la familia va a ser uno de los factores determinantes para que tu hijo se convierta o no en un acosador. 

Si en casa el niño vive situaciones de desprecio y hostigamiento contra él o contra otro miembro de la familia, repetirá esos patrones en el colegio. 

Cuidado cómo os habláis entre vosotros. Todo se puede hacer desde el respeto.

Desarrollo de habilidades

Enseña buenos modales a tu hijo. A pedir las cosas por favor y a dar las gracias.

Pero también tú debes contestarle bien en caso de tener que negárselo. Las habilidades sociales crean confianza para relacionarse con los demás.

No seas permisivo

Hay actitudes que nunca se deben de dejar pasar. Si tu hijo pega a otro en el parque, no vale con decir “es cosa de niños”. Estarás legitimando un comportamiento agresivo, sea cual sea la causa. 

Hazle entender lo poco adecuado de su actuación y las consecuencias que puede traer.

Límites claros

Los niños deben tener normas, si no terminan por sentirse inseguros. 

Poniendo límites estarás ayudando a tu hijo a tener confianza, autoestima y control sobre sí mismo.

Refuerza la autoestima de tu hijo

Uno de los rasgos más comunes de los niños que se dedican a hacer bullying es la falta de autoestima. Con su comportamiento intentan conseguir la admiración de los demás de la única manera que les funciona, con el miedo.

Suelen ser niños que necesitan atención constante. Se les puede dar de otra forma: enseñándoles a ser asertivos, responsables y a tener confianza en sí mismos.

cyberbullying

Qué hacer si tu hijo ya es el acosador de la clase

 

Si ya te ha llegado el aviso del colegio o de otros padres del comportamiento inadecuado de tu hijo, no es del todo tarde para ponerle remedio. 

No lo niegues de entrada. Aunque en casa te parezca un angelito que nunca ha roto un plato, 👼 puede estar dando rienda suelta a cualquier frustración fuera. 

Una vez confirmado que tu hijo trata a los demás de forma abusiva, puedes seguir estos pasos para reconducirlo.

Conoce también su versión

Un alto porcentaje de los abusadores no son conscientes de su comportamiento. No saben la gravedad de lo que han hecho y lo que pueden provocar en otros niños. Es importante que te cuente cómo vive él la situación para poder tomar medidas.

Consecuencias

El comportamiento de tu hijo debe tener consecuencias negativas para él. Como cualquier otro castigo, no tiene que ser violento. Tampoco lo desprecies o retires tu afecto porque así no conseguirás que se arrepienta y perpetuarás su conducta.

Trabajad la empatía y las emociones

Trabaja con tu hijo la empatía. Si ha estado maltratando a un niño, lo más seguro es que no sepa cómo se puede llegar a sentir o no le haya importado. Intenta que se ponga en los zapatos del otro. 👟

Pregúntale qué sentiría si alguien tuviera ese trato con él. Que exprese sus emociones y si no sabe ponerles nombre, ayúdalo. Cuanto mayor sea su vocabulario emocional, mejor podrá expresar sus sentimientos y evitar seguir siendo el acosador.

Disculpas

Cuando haya identificado su comportamiento y siempre que el otro niño también quiera, intenta que se junten y hablen. Que le explique al compañero qué le llevó a tratarlo así y que se siente arrepentido. Es importante que se muestre empático con el otro y que le pida perdón.

Busca ayuda psicológica

Gran parte del proceso de asimilación y cambio va a necesitar la ayuda de un especialista. Él guiará a la familia al  completo.

Tu hijo obtendrá todas las herramientas necesarias para darle la vuelta a su conducta y subir su autoestima. Un psicólogo hará que las nuevas habilidades se queden grabadas para siempre en su cabeza. 🧠

Apoyo

Por muy cruel que haya sido tu hijo, vas a tener que demostrarle todo tu apoyo en el proceso. Si quiere cambiar, su camino no va a ser fácil. En muchas ocasiones se sentirá señalado por los demás y muy culpable. 

Convécelo de que va a ser una transformación positiva y que todo su esfuerzo merecerá la pena.

Como padre, no te machaques si el comportamiento de tu hijo no es ejemplar. Sentirte culpable y victimizarte no ayudará a nada. Criar a un niño no es fácil. Lo importante es que detectes a tiempo qué está ocurriendo o qué puede llegar a pasar y te pongas manos a la obra. 👷Alcanza la cima con clases particulares

 

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora