OTROS CONSEJOS, INTERNACIONAL

¿Cuál es la postura más adecuada para estudiar?


Capítulos:

 

  1. Importancia de sentarse bien para estudiar
  2. Consecuencias de una mala postura
  3. La postura más adecuada para sentarse en el escritorio
  4. Consejos para mejorar la postura

La postura más adecuada para estudiar varía según la estatura y necesidades de cada persona. Pero la clave está en adaptar el espacio de trabajo a nosotros y no al revés.

 

Importancia de sentarse bien para estudiar

 

La higiene postural es un aspecto importante de nuestra salud que debemos cuidar constantemente. 

Nuestra musculatura ha evolucionado para realizar movimientos concretos y generalmente dinámicos. 🏃🏻‍♀️ Cuando permanecemos muchas horas en una misma posición, si esta no es la adecuada, estaremos sobrecargando 🙇🏻‍♂️ estructuras musculares que no corresponden y esto puede derivar en lesiones. 

Vigilar nuestra postura al caminar, al dormir o al sentarnos en el sofá es importante. Pero dado el estilo de vida, cada vez más sedentario, es especialmente importante prestar atención a la postura cuando estamos sentados estudiando o trabajando. 📖

postura-adecuada-para-estudiar

Consecuencias de una mala postura

 

La sobrecarga que se produce al mantener una misma postura durante horas no es solo a nivel muscular. Los tendones que ligan estos músculos a estructuras óseas también soportan fuertes tensiones que pueden derivar en inflamación provocando las famosas tendinitis, muy comunes en manos y antebrazos debido a un mal uso prolongado del ratón y teclado del ordenador. 👩🏽‍💻

Las consecuencias más habituales de las malas posturas estudiando suelen estar vinculadas a la posición de las piernas y el torso superior. 

Si estamos muchas horas con las piernas cruzadas o desalineadas, esto puede estar sobrecargando la lumbar y dañando la cadera. 

Si nuestra silla está muy baja con respecto al escritorio, 🪑 tendremos las rodillas muy dobladas y los brazos no reposarán sobre el escritorio. En consecuencia estaremos realizando un esfuerzo sutil pero constante para mantenerlos a la altura de la mesa. Esto dará lugar, junto a largas horas ⌚ de lectura mirando hacia abajo, en una sobrecarga en músculos que llegan al cuello, como el trapecio.

Es por todo esto que una mala postura en el escritorio puede derivar en molestias 😰 tanto en la espalda baja como alta e incluso en los brazos si no usamos bien los equipos informáticos.

Con respecto a esto último, hay unos músculos que pasan desapercibidos en la higiene postural, los encargados de mover los ojos y acomodar la vista. 👀 Cuando pasamos muchas horas enfocando la vista a un mismo punto, bien sea el ordenador, tablet o libros, los ojos se cansan ya que también están acostumbrados a movimientos dinámicos. Una sobrecarga en estos músculos puede dar lugar a fatiga visual e incluso a dolores de cabeza secundarios a micro inflamaciones en estas estructuras vinculadas al movimiento. Como si de agujetas se tratase.

 

La postura más adecuada para sentarse en el escritorio

 

Para regular todas estas molestias, es importante crear conciencia sobre nuestra postura en el escritorio y la disposición de los elementos en este.

Con respecto a la selección de sillas, encontrarás una gran abundancia de modelos y la mayoría dicen ser ergonómicos y adecuados, tanto con respaldo, como sin respaldo. Una buena silla puede llegar a ser muy costosa.

Es difícil encontrar consenso entre profesionales de la salud, 👨🏼‍⚕️ pero si es algo que te preocupa mucho, lo ideal es consultar con un fisioterapeuta que pueda asesorarte sobre la mejor silla y particularidades de la postura de tus hijos al estudiar.

Las recomendaciones generales atienden a sillas regulables con un buen soporte en la lumbar y cabeza. Este último aporta un punto de referencia y sustento para posicionarnos bien en la silla y guardar una buena higiene postural.

Es importante que la altura de la silla y del escritorio permitan una posición de las rodillas en 90º,  🦵🏾 con los pies totalmente apoyados en el suelo, aunque en muchos casos puede ser recomendable un reposapiés ajustable que nos ayude a alcanzar la posición adecuada.

Los antebrazos 💪🏼 deben caer cómodamente sobre el escritorio con el codo en posición próxima a 90º, para poder escribir cómodamente en teclado o a mano.

Con respecto a los elementos de trabajo, la idea es que estén lo más cerca posible de la altura de nuestros ojos  🖥️  y no nuestros ojos a la altura de ellos. De este modo intentaremos preservar una postura recta del cuello. 

 

Consejos para mejorar la postura

 

Muchas veces estamos tan concentrados trabajando que nos olvidamos de la postura corporal o permanecemos muchas horas 📚 en esa misma postura que deriva en severas molestias. Aquí te dejamos unos consejos generales para cuidar la higiene postural durante el estudio y encontrar la postura más adecuada para estudiar.

  • Hazte con la silla adecuada y dedica tiempo a poner una regulación adecuada para ti.
  • Levántate de la silla siempre que puedas para dar unos pasos, cambiar de postura y estirar la espalda.
  • Existen escritorios regulables que nos permiten elevarlos para poder incluso trabajar de pie y adoptar un dinamismo a lo largo de la jornada de trabajo.
  • Selecciona material cómodo. Los portátiles son una herramienta excelente para llevar contigo y poder trabajar en cualquier lado. Pero si el uso de tu ordenador es siempre en casa, la recomendación es tener uno de mesa. Esto nos permite poner la pantalla sobre un soporte que la deje a la altura de nuestros ojos, mientras que el teclado permanece en la mesa a una altura adecuada para escribir cómodamente. Cuando usamos portátiles en los escritorios tendemos a permanecer con el cuello doblado durante horas mirando la pantalla.
  • Si usas el ordenador portátil tanto fuera como dentro de casa, una solución es poner el portátil en un soporte a la altura de los ojos y tener conectado un teclado inalámbrico en la mesa. De esta forma, conseguimos el mismo efecto que con el ordenador de mesa.
  • Para la lectura y estudio, podemos hacernos con atriles que permitan leer en un plano vertical sin tener que doblar el cuello constantemente.
  • Inevitablemente pasaremos muchas horas sentados dado el estilo de vida actual. Para evitar una gran sobrecarga de nuestra espalda, es recomendable practicar ejercicio y entrenamientos de fuerza que fortalezcan nuestra musculatura para soportar mejor esas tensiones. 

Alcanza la cima con clases particulares

 

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora