OTROS CONSEJOS, INTERNACIONAL

Vitamina D en niños: ¿Cómo saber si tu hijo tiene suficiente?

 

Capítulos:

 

  1. ¿Para qué sirve la vitamina D?
  2. ¿Qué produce la falta de vitamina D en los niños?
  3. 2 formas de conseguir un buen aporte de vitamina D

 

La exposición diaria al sol es imprescindible para un buen aporte de vitamina D, pero conocer los alimentos adecuados puede ayudarnos a conseguir un extra. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la vitamina D en niños en este simpático artículo. ¡Toma nota!

 

¿Para qué sirve la vitamina D?

 

La vitamina D tiene múltiples funciones en nuestro organismo pero prioritariamente está relacionada con nuestro sistema digestivo, nuestro sistema inmune y con nuestros huesos.

Sistema digestivo

En el intestino es donde absorbemos casi la totalidad de los nutrientes. Está recubierto de unas células que se encargan de incorporar las vitaminas y componentes digeridos de la comida al torrente sanguíneo. 🩸

Una parte importante en la digestión es la capacidad de asimilar suficiente calcio de la dieta ya que este es imprescindible para un buen funcionamiento cardíaco, neurológico y celular.

Es aquí donde interviene la vitamina D como elemento fundamental, ya que sin la presencia de esta molécula las células no pueden absorber bien el calcio y el fósforo.

Huesos

Además de su papel a nivel cardíaco, neurológico y celular, el calcio es famoso por ser un elemento estructural de nuestros huesos 🦴 junto con el fósforo.

La vitamina D tiene mucha afinidad por estas sustancias, y es por esto que no solo actúa a nivel intestinal, sino que se encarga de regular cómo el calcio se absorbe y se  fija en los huesos.

En este caso, es importante mencionar que los huesos no solo tienen una función estructural en el organismo, sino que funcionan también como un reservorio de calcio. De esta forma, si el resto de sistemas corporales que necesitan calcio detectan 🕵🏼 que hay poco en sangre, la vitamina D puede sacar calcio de los huesos y pasarlo al torrente sanguíneo.

Sistema inmune

Nuestro sistema inmune funciona de dos maneras: por un lado encontramos el sistema inmune innato, 🧬 aquel con el que nacemos que atacará de forma general a todos los patógenos que detecte en nuestro organismo y, por otro lado, tenemos el sistema inmune adquirido que funcionará de forma más específica y agresiva contra patógenos concretos. Este último, como bien dice su nombre, lo adquirimos mientras crecemos y nos exponemos a distintos patógenos y vacunas. 💉

La vitamina D es fundamental para la estimulación y regulación de ambos sistemas. En el caso del sistema inmune adquirido va a fomentar el funcionamiento de esas defensas generales. Cuando se trata de la inmunidad adquirida, la vitamina D va a participar en la regulación de la respuesta, de forma que esta no sea desmedida o se den procesos autoinmunes donde el cuerpo se ataca a sí mismo.

vitamina-d-en-ninos

¿Qué produce la falta de vitamina D en los niños?

 

La falta de vitamina D en niños y en adultos puede afectar a todos los sistemas anteriormente mencionados. Por un lado veremos un impacto en la calidad de la formación de los huesos ya que veremos un déficit de calcio. 🥛 Esto será por la imposibilidad del intestino para captar las cantidades suficientes.

Cuando no tenemos cantidad suficiente de calcio en el organismo esto puede verse reflejado en efectos a largo plazo a nivel ocular, óseo e incluso cerebral, 🧠 pero los primeros síntomas que vamos a notar ante una falta de vitamina D y calcio serán cansancio, apatía 😔 y cambios en el estado de ánimo.

Por otro lado, un exceso de vitamina D puede dar lugar a una hipercalcemia ya que, cuando los huesos no puedan absorber más calcio, este pasará a la sangre derivando en posibles problemas cardíacos. 🩺

Es por esto que, si provees a tu hijo de unas pautas de vida y dieta saludables, no debes preocuparte por la cantidad de vitaminas que consumen a no ser que veas síntomas o indicios de que puede haber un déficit.

En este caso deberás acudir al pediatra 👨🏿‍⚕️ que te puede orientar o hacer analíticas para comprobar si los niveles de vitaminas de tu hijo son los adecuados.

 

2 formas de conseguir un buen aporte de vitamina D

 

Esta es una de las vitaminas más particulares a la hora de incorporarse a nuestro organismo. Tiene dos vías principales, la primera es la más conocida para todas las vitaminas, a partir de la dieta. 🍽️ Pero la segunda forma de conseguir vitamina D en niños y adultos es mediante la exposición de la piel a la luz solar.

Dieta

La vitamina D que consumimos en la dieta no es la misma que encontramos funcionando en nuestro organismo. Cuando consumimos vitamina D consumimos formas inactivas que no tienen efecto en nosotros. 

Si su origen es vegetal, se trata de vitamina D2 (ergocalciferol) y podemos encontrarla sobre todo en setas, 🍄 pero también en el aguacate y el germen de trigo.

Si el origen es animal se trata de vitamina D3 (colecalciferol) y se obtiene de los lácteos, hígado de animales, pescado azul 🐟 y yemas de huevo.

También podemos encontrar suplementos de vitamina D (animal o vegetal) cuyo origen es el mismo que los anteriores, pero simplemente han concentrado las cantidades en cápsulas 💊 u otros formatos.

Si quieres suplementar vitamina D a tu hijo no lo hagas sin antes consultar con un pediatra o nutricionista 👩🏽‍💻 que le haga una analítica previa.

Luz solar

Nuestra piel es la principal fuente de vitamina D que tenemos, antes que la dieta con diferencia. En nuestra epidermis se encuentra una molécula (7-dehidrocolesterol) que es precursora de la vitamina D.

Cuando la luz solar 🌤️ incide en nuestra piel, esta molécula sufre una reacción que la convierte en D3, la misma molécula que obtenemos del consumo animal. Esta va a ir al hígado y allí puede almacenarse o viajar hasta los riñones para convertirse en la forma activa de vitamina D.

Para obtener las cantidades necesarias de vitamina D en niños es importante que estos reciban luz natural directa todos los días. La evidencia científica varía la recomendación de 20 a 40 minutos 😎 pero esto también depende de la cantidad de piel que tengamos expuesta. En verano si tu hijo va con manga corta y piernas al aire, conseguirá una exposición suficiente en menos tiempo. En invierno necesitará más tiempo de exposición, pero podéis aprovecharlo para dar un buen paseo ya que esto será doblemente beneficioso para la salud de ambos.

Alcanza la cima con clases particulares

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora