OTROS CONSEJOS, INTERNACIONAL

Virus en niños: Las infecciones víricas más comunes en la infancia

 

Capítulos:

 

  1. ¿Qué es una infección vírica? 
  2. ¿Cómo saber si la enfermedad de tu hijo es de origen vírico o bacteriano?
  3. Virus más comunes en niños y sus síntomas más destacables

La mayoría de las infecciones que padecemos están mediadas por virus. O bien de forma directa o actúan debilitando el sistema inmune y dando pie a infecciones bacterianas.

En este artículo os hablaremos de los virus en niños más comunes, cuáles son sus síntomas y cómo diferenciar una enfermedad de origen vírico de aquellas de caracter bacteriano. ¿Estás preparado? ¡Allá vamos!

 

¿Qué es una infección vírica?

 

Los virus son una partícula de material genético encapsulada en una vesícula de proteínas. Ni siquiera son considerados seres vivos, ya que los virus no pueden replicarse por sí mismos, necesitan infectar 😩 a otros seres. 

En concreto, los virus utilizan las células de organismos vivos para aprovechar sus mecanismos de replicación y reproducción. Son algo así como un parásito que pone las células que infecta a trabajar para él, produciendo más copias de su material genético y poniéndolas en nuevas vesículas de cápsulas proteicas. 🦠

El problema de poner a estas células a trabajar para el virus, es que dejan de cumplir sus funciones habituales y, en muchas ocasiones, la célula queda dañada o termina muriendo. Si imaginamos este proceso en una célula de un pulmón, que normalmente estaría participando en la lubricación y correcto funcionamiento de los pulmones, entenderemos cómo la infección viral puede causar problemas respiratorios

En esto consiste entonces las infecciones virales, en procesos de virus que entran en nuestro organismo y atacan a células que ponen a trabajar para sí mismos. Como necesitan células vivas para sobrevivir y replicarse, no les interesa quedarse mucho tiempo en un mismo huésped, ya que morirían ☠️ quedándose sin células que atacar en su tejido predilecto. 

Cada tipo de virus ataca a unas células concretas. Es por esto que habrá algunos que afecten a los ojos, otros a la nariz, 👃🏽 otros a la faringe y otros al estómago, por ejemplo.

Tras el periodo de incubación, la infección viral ya habrá causado daños en el tejido y suficientes copias como para poder pasar a otro organismo con células sanas. Cada tipo de virus se transmite de formas distintas, pero generalmente los virus en niños usan vehículos húmedos como las gotas de saliva, mocos o incluso climas con más humedad, para poder ser transportados sin que su cápsula se seque y mueran. 

virus-en-ninos-resfriado

¿Cómo saber si la enfermedad de tu hijo es de origen vírico o bacteriano?

 

Los virus se diferencian de las bacterias en que estas sí son organismos vivos unicelulares. Se trata de organismos microscópicos que también tienen material genético envuelto en una membrana celular, pero estas sí son capaces de reproducirse por sí mismas, sin necesidad de un huésped. Lo que hacen las bacterias al infectar un organismo es alimentarse 😋 de metabolitos y deshechos del tejido que ocupan causando daños en ese proceso.

Existen infecciones bacterianas y víricas que tienen sintomatología muy parecida. En muchos casos, las infecciones bacterianas van precedidas de una infección vírica que debilita al organismo haciéndolo más vulnerable 🔪  a las infecciones bacterianas.

A veces ni siquiera se trata de bacterias nuevas externas, sino de que el proceso vírico debilita el sistema inmune provocando un desequilibrio en las bacterias que tenemos dentro de nosotros y alguna aprovecha para sobrealimentarse y crecer de forma descontrolada provocando una infección. En nuestro cuerpo viven muchas bacterias que, en equilibrio con el resto, son beneficiosas, 👍🏿 pero si se apoderan del tejido pueden ser perjudiciales.

En cualquier caso, es importante distinguir si la infección se trata de un virus o una bacteria porque los tratamientos son distintos. En el caso de las segundas utilizaremos los antibióticos, mientras que en las infecciones virales más comunes, simplemente esperaremos tratando los síntomas para que el virus abandone el organismo.

Generalmente las infecciones bacterianas, aunque no lo sepamos, empiezan por una infección vírica previa que debilita al sistema nervioso y nos pone más débiles. Cuestión que aprovechan las bacterias.

Si se trata de un virus en niños o bacterias, es algo que debe determinar el pediatra, ya que como decía antes, ambos tienen síntomas compartidos como la fiebre. 🤒 A pesar de esto, es importante saber que las infecciones bacterianas suelen dar molestias muy localizadas y en la mayoría de los casos mucha inflamación y pus. Este es el que va a dar coloración amarillenta o verdosa a los mocos y flemas, por ejemplo.

 

Virus más comunes en niños y sus síntomas más destacables

 

Gracias a la vacunación, la cantidad de enfermedades víricas que padecen los niños ha disminuído mucho. Aunque esto no implica que exista un descenso en el número de virus que nos rodean. Lo que ocurre es que distintos tipos de virus en niños pueden causar infecciones muy similares. Por ejemplo, existen más de 200 virus relacionados con el catarro común 😪 o con gastroenteritis. Lo mismo ocurre con las gripes, que cada año llegan nuevas variedades que han sufrido mutaciones.

Otros virus más raros que las gripes y las gastroenteritis, pero también frecuentes son los herpes. Un tipo de herpes muy conocido es el que ocasiona la varicela. Existe una vacuna contra esta, pero a no ser que tus hijos lleguen a la adolescencia sin pasarla, no es necesario administrarla. El problema con la varicela es que es más agresiva cuanto más mayor es la persona infectada.

Los adenovirus son los que provocan las conjuntivitis, gastroenteritis, faringitis y muchos problemas respiratorios que van desde catarros 🤧 a faringitis, bronquitis o neumonía. Esta última también puede estar ocasionada por los paramixovirus, así como el sarampión.

Por último cabe mencionar también al virus Epstein-barr, el que causa el virus del beso en niños 👨🏿‍❤️‍💋‍👨🏼 o también conocido como mononucleosis. Su periodo de incubación es muy largo, de 4 a 6 semanas. Es muy contagioso debido a este largo proceso y se transmite a través de la saliva. Según el pronóstico del médico puede llegar a tratarse con algún retroviral, pero en la mayoría de casos, al igual que en otros virus en niños como gripes y demás, no se da tratamiento y solo se tratan los síntomas. 

Alcanza la cima con clases particulares

 

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora