OTROS CONSEJOS

Relaciones sexuales en la adolescencia: ¿Cómo afrontarlas como padre?

 

Capítulos:

  1. Cuándo debes hablar con tu hijo sobre sexualidad
  2. Qué hacer si sabes que tu hijo adolescente tiene relaciones sexuales

 

Según un estudio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, la vida sexual de los adolescentes cada vez comienza antes. Los niños se inician a partir de los 13 años y las chicas sobre los 15.

Aunque a los padres no nos guste nada, la infancia es cada vez más corta. Lo malo de esa precocidad, es que en esas edades aún no se ha desarrollado íntegramente la personalidad del niño. 

Las emociones en los adolescentes están a flor de piel, no las saben controlar. Es fácil entonces caer en relaciones tóxicas, de riesgo o incluso de abuso.

La sexualidad es algo natural, que va a ocurrir nos guste o no. Como padres, debemos procurar que nuestros hijos tengan la suficiente educación para poder tener relaciones  sexuales en la adolescencia sanas.

 

Cuándo debes hablar con tu hijo sobre sexualidad

 

La respuesta podría ser: ayer. No hay que esperar a que tu hijo tenga una edad concreta para que os sentéis en el salón a tener “la conversación”.

La sexualidad es inherente a nuestra naturaleza. Y despierta mucha curiosidad (y risas 😂) entre los niños. 

Verás que desde bien pequeño tu hijo ha explorado su cuerpo, ha hecho preguntas. Nunca evadas las respuestas. Puedes ir hablando poco a poco de sexo, respondiendo sus inquietudes sin mentiras ni adornos, con palabras claras y sencillas, adaptándote a su edad. 

No te pongas nervioso e intenta ser lo más natural posible. Debes mostrar la sexualidad como parte de la vida. Pero algo que uno debe elegir y no ser impuesto. 

Así, cuando tu hijo llegue a tener relaciones sexuales en la adolescencia, sabrás que está un poco más preparado, que entiende lo que está pasando y el peso emocional que tiene. 

También será más difícil que lo manipulen o que se sienta presionado para tener sexo. 

Construirás una relación de confianza con tu hijo. Sabrá que si ocurre algo que no le gusta, puede confiar en ti para que lo apoyes. Y esto, aunque jamás te lo confiese, es muy importante para él.

relaciones-sexuales-en-la-adolescencia

Qué hacer si sabes que tu hijo adolescente tiene relaciones sexuales

 

Mantén el diálogo

Es muy importante que en este momento mantengas la comunicación con tu hijo. Hablar con un adolescente puede ser muy complicado, más aún si la conversación es sobre sexo. 

La mejor manera es hablar de forma clara y concisa. Muchos adolescentes se sienten avergonzados compartiendo con sus padres su vida sexual. Dile que no te hacen falta detalles, pero que vas a estar ahí para apoyarlo y darle la información que necesite, sin juzgar.

Hazle saber la importancia

Aunque muchos jóvenes lo banalicen, comenzar a tener relaciones sexuales en la adolescencia un paso importante que puede dejar consecuencias tanto físicas como emocionales el resto de la vida.

No solo un embarazo a estas edades puede derrumbar la existencia de un adolescente, también cualquier infección de transmisión sexual (ITS). Asegúrate de que tu hijo sea consciente de ello.

Así mismo, es importante cuidar sus emociones. Explícale que hay un nivel emocional de intimidad más profundo entre personas que tienen relaciones sexuales. 

Pregúntale por sus sentimientos y sus necesidades. Es importante que sepa que no debe hacer nada que no quiera y sin su consentimiento. No se debe sentir presionado por el grupo si aún no se siente preparado. Refuerza su autoestima.

Enséñale a proteger su cuerpo

Tu hijo debe conocer y tener acceso a métodos anticonceptivos. Es una cuestión de salud. Puedes buscar ayuda llevándolo a un médico o a un centro de planificación familiar, 🩺 donde tienen programas y charlas al respecto. 

Puede que te incomode, pero si tu hijo ya está teniendo relaciones sexuales en la adolescencia, mejor que las mantenga con seguridad y que proteja su cuerpo y su salud.

No estés en contra de su pareja

La primera reacción de muchos padres es estar en contra de la pareja de su hijo, esa persona con la que ha acabado teniendo sexo. Pero lo que vas a conseguir así es todo lo contrario.

Está bien que conozcas a la otra persona. A no ser que tu adolescente corra verdadero peligro o que estén abusando de él, mantén la mente abierta.

Si te opones, lo único que conseguirás es que tu hijo se una más a la otra persona. O peor aún, que te engañe. Así es la rebeldía adolescente. Si va a hacer lo que quiera, por lo menos que sepas con quién.

Mantén límites

Sí, ya se siente muy mayor y muy adulto. Pero no lo es. A raíz de tener relaciones sexuales, algunos adolescentes ya se creen con derecho a no tener norma. Todo lo contrario. 

Si tenía toque de queda, debe seguir teniéndolo. Si en tu casa hay unas normas, tienen que seguir existiendo. Nada debe cambiar, por lo menos no por este motivo.

Existe un debate sobre si dejar o no que nuestros hijos mantengan sexo en casa. Hay padres que dicen que, ya que lo van a hacer, prefieren que lo practiquen en un entorno seguro. Otros no se sienten cómodos con esto. La decisión debe ser tuya, cada familia es un mundo y tiene su propia dinámica. Pero esta norma debe quedar clara para evitar disgustos.

Cuida también tus emociones

Es normal que como padre te cueste digerir la nueva etapa de tu hijo y los peligros que trae. Puedes tener muchos sentimientos contradictorios

También puede que no te resulte fácil hablar con tu hijo sobre estos temas o que no sepas cómo hacerlo. Ante todo mucha calma. 

No dudes en hablar con tu pareja o con otros adultos sobre el tema. Si es necesario, consulta con especialistas: un ginecólogo, profesionales de centros de planificación familiar o un psicólogo te pueden ayudar.

Aunque te cueste en un principio, no dejes que la relación con tu hijo gire en torno a su vida sexual. Continúa haciendo con él esas actividades que tanto os gustan juntos. Sigue manteniendo la buena relación que tenías antes de saber que mantiene relaciones sexuales en la adolescencia.

Alcanza la cima con clases particulares

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora