LENGUAS EXTRANJERAS

Niños bilingües: mitos y realidades

La globalización ha hecho que aprender idiomas se convierta en algo cada vez más necesario para nuestro día a día. Sin embargo, ¿cuántas veces has escuchado que educar a un niño en el bilingüismo puede ser perjudicial? Es este artículo te traigo los mitos y realidades de la educación bilingüe en los niños. 

A día de hoy, el aprendizaje de un nuevo idioma es prácticamente esencial, ya sea para un beneficio laboral, académico o por mera diversión 🥳. Lo cierto es que cualquiera puede aprender un nuevo idioma. Puede resultarnos más fácil o más difícil, pero no existe una edad límite para esta actividad. No obstante, los niños tienen una gran capacidad 🧠 para retener nuevos conocimientos. Por lo tanto, podemos afirmar que empezar a estudiar idiomas desde temprana edad puede hacer que el proceso resulte mucho más fácil. 

En España, el 44,4% de los alumnos de primaria del curso pasado recibieron educación bilingüe. Por otra parte, tampoco podemos olvidarnos de los niños nacidos en familias multiculturales 🌎 donde el intercambio entre dos idiomas es algo totalmente normal. En casos como estos, el ser bilingüe es una pieza 🧩 fundamental para el desarrollo de la identidad del pequeño. Cada vez hay más estudios 📚 que corroboran los beneficios de ser bilingües tanto en adultos como en niños. Ya te digo, ¡ser bilingüe tiene muchas ventajas! Y, en caso de que no las conozcas, por aquí te dejo algunas: 

 

✅ Mejora la concentración

✅ Ayuda a vencer la timidez y a crear nuevas amistades 

✅ Aumenta la creatividad

✅ Desarrolla el pensamiento lógico

 

Sin embargo, aún existe parte de la sociedad que tiene el pensamiento erróneo 🤔 de que el aprendizaje de dos idiomas puede ser perjudicial para lo más pequeños, ya que puede afectar al su desarrollo cognitivo 🧠 o a sus habilidades de comunicación 🗣️. Si eres de los que ha escuchado algún comentario negativo relacionado con ser bilingüe, ¡no te preocupes! A continuación te dejo los mitos más comunes y la realidad detrás de ellos.

 

hdr_summer_lang

 

Mitos y realidades de ser bilingüe 

 

Mito 1️⃣ : “Si no aprende otro idioma desde pequeño, ya no tendrá tanta fluidez” 

 

💡 Realidad: Como he mencionado anteriormente, la mejor época para aprender un idioma es en los primeros años de vida 👶, ya que el desarrollo cerebral 🧠 es más rápido. Pero esto no significa que sea el único periodo válido para aprender otro idioma. Cualquier persona 🧑, de cualquier edad puede hablar fluidamente en otros idiomas. A fin y al cabo todo es cuestión de práctica, y no hay mejor forma de practicar que mediante la inmersión lingüística.

 

Mito 2️⃣ : “Si tu hijo aprende otro idioma desde tan pequeño, desarrollará dificultades para hablar y expresarse”

 

💡 Realidad: Cada niño aprende a su manera y a su tiempo ⏲️. Lo cierto es que, por regla general, se tarda un poco más en aprender dos idiomas que en aprender sólo uno, pero no todos los casos son así. 

El único inconveniente, si es que se puede llamar así, es que los niños bilingües pueden llegar a mezclar los dos idiomas y digan cosas como: La house, el cat blanco 🐈… No obstante, más allá de mostrar que el pequeño tiene dificultades para hablar, muestra que ha memorizado el concepto y que lo irá usando de manera correcta poco a poco 🐌.

  

Mito 3️⃣ : “Si tu hijo no tiene la misma fluidez en los dos idiomas, no puede ser considerado bilingüe”

 

💡 Realidad: Siempre va a haber un idioma dominante 📊 pero no significa que vaya a ser el mismo todo el tiempo. La fluidez de ambos idiomas va a ir intercalándose dependiendo del momento y de qué idioma es el más usado. Como dice el dicho, “la práctica hace al maestro”, y para ello, tu hijo debe practicar ambos idiomas (sobretodo el menos usado) mediante conversación, lectura o escritura ✍️.

 

Mito 4️⃣ : “Tu hijo, siendo bilingüe, tendrá dificultades académicas al empezar la escuela”

 

💡 Realidad: Todo depende de la edad en la que al niño se le empiece a educar en el bilingüismo. Si tu hijo 👶 esta inmerso en la práctica del segundo idioma desde la guarderia, el ámbito académico será mucho más eficaz que intentar sumergirle en un entorno académico 🏫 bilingüe cuando es más mayor. 

Por ello, se recomiendan las guarderías bilingües en el caso de los más pequeños y, en el caso de los adolescentes, se recomienda un ambiente académico donde se estudie el segundo idioma como una asignatura más 📚. 

 

Aunque aprender un idioma desde una edad temprana tiene grandes beneficios, también hay cierto desconocimiento en la sociedad. Esto lleva a la creación y propagación de bulos que, en la mayoría de los casos, no son totalmente ciertos ❌ y sólo alimentan el miedo de los padres 👪 frente a la decisión de una educación bilingüe. Espero que gracias a este artículo hayas aprendido algo más sobre los mitos y realidades relacionados con los niños bilingües y que te haya motivado a animar 💪 a tu hijo a aprender nuevos idiomas. ¡Nos vemos en el siguiente artículo! 

 

Alcanza la cima con clases particulares

Consejos para los padres

Ayudamos a los estudiantes a aprender, no sólo a subir las notas.

Guía de motivación gratuita para padres.

Descargar ahora