APRENDIZAJE DIGITAL, INTERNACIONAL

¿Cuál es el futuro de la enseñanza online? Los expertos opinan

Capítulos:

  1. Hacia el futuro de la educación online
  2. Profesores y el futuro de la enseñanza online

Con la llegada del estado de alarma, 🚨 los docentes españoles, casi sin ayudas ni guías, tuvieron que sacarse las castañas del fuego para que padres, madres y, sobre todo, alumnos siguieran disfrutando de su derecho a la educación, aunque fuese de forma telemática. Todos querían que sus estudiantes consiguieran superar satisfactoriamente las barreras e inconvenientes que la situación conllevaba pero además, que a pesar de las circunstancias estos adquiriesen los conocimientos recomendados para su edad. 

No fue tarea fácil para nadie. Gran parte del profesorado no tenía la formación necesaria y, sin previo aviso, tuvo que ponerse las pilas en materia de nuevas tecnologías y metodologías. El alumnado carecía de recursos, habilidades y hasta espacios que le permitiera seguir las clases con relativa normalidad. Y las familias, por su parte, no sabían muy bien cómo ayudar en todo esto. 

Hoy, después de más de un año de enseñanza online, profesores, alumnos y tutores legales tienen ya la suficiente perspectiva como para conocer cuáles son las ventajas y cuáles las limitaciones de este novedoso modelo educativo. Y es que aunque ese dichoso 14 de marzo el confinamiento nos pillase a todos desprevenidos, la experiencia de estos meses nos ha ayudado a ver un futuro mucho más brillante. ✨

la-ensenanza-telematica

Hacia el futuro de la educación online

 

De los errores del pasado, sacamos las lecciones del presente y las posibilidades del futuro. 

Ahora los profesores conocen herramientas como Moodle, Google Classroom, Exelearning o Agrega para poder llevar a cabo sus clases virtuales; los estudiantes se han acostumbrado a ver a sus compañeros a través de pequeñas ventanas repartidas por la pantalla de su ordenador; y los padres habéis descubierto que la enseñanza online puede ser una realidad y que esta tiene grandes ventajas con respecto al sistema educativo presencial. Aprendizajes que no hubiesen sido posibles si la situación no hubiera dado un giro de 180º 🙃 y que ahora que hemos vivido este enorme cambio, podemos analizar e intentar mejorar. 

Para ello, hemos querido preguntar a los verdaderos expertos de la materia; a los profesores que han vivido en sus propias carnes los beneficios y los inconvenientes de las clases virtuales. 

¿Qué pasos hay que dar hacia una educación online de calidad? ¿Qué debe hacer el equipo docente para que esto ocurra? ¿Cuál debe ser el papel de los padres en todo esto? ¿Y el del alumnado? Muchas preguntas y muchas más respuestas que queremos responder en este simpático y humilde artículo. 

 

Profesores y el futuro de la enseñanza online

 

Como los docentes tuvieron que trabajar durante meses siguiendo el currículo escolar y adaptando los contenidos a la nueva situación, ahora, lo principal, es establecer un sistema que permita abordar la educación a distancia de cara al futuro e impulsar la transformación tecnológica de la educación en España.

Es necesario, para que esto ocurra, tener en cuenta distintos aspectos. Empezando por cómo debe enfocarse este nuevo modelo de enseñanza y terminando por qué deben hacer profesores, alumnos y padres para que este sea posible. ¿Preparado? ¡Allá vamos! 🏃‍♀️

Vayamos por partes 

La educación telemática tenía hasta hace unos meses un espacio reducido principalmente en el mundo universitario. Poco a poco, más centros e instituciones se fueron sumando a los sistemas online de formación pero no fue hasta la llegada de la pandemia cuando todos los centros escolares se vieron forzados a utilizarlos para poder continuar con la educación en todos los niveles. Por aquel entonces no quedaba más remedio pero ahora, y en un futuro cercano, ¿es viable una educación virtual en los más pequeños?

Algunos profesores, como Alfonso Cintas, profesor de Marketing y Publicidad 👨‍💻 en la Universidad Europea de Madrid, consideran que los métodos informáticos deben usarse únicamente para los alumnos de edades superiores. «Yo creo que debe prosperar el modelo telemático en niveles de educación superior o en clases particulares pero considero que en infantil y en la educación primaria se debe abogar por la enseñanza presencial»; explica. «Para que funcione correctamente, tiene que focalizarse en unos niveles educativos muy específicos y siempre teniendo en cuenta las necesidades del alumnado según su edad»; añade. 

Algo en lo que María Ortega, maestra de inglés de un centro extraescolar en Barcelona, también está de acuerdo. «Con el alumnado de infantil es muy complicado aunque lo he hecho. Sin embargo, a partir de los 9 o 10 años, yo creo que se puede dar clase online con todas las garantías. ¡Y hasta lo agradecen!»; nos cuenta.

Facilitemos las cosas

Se suele decir que, quien algo quiere, algo le cuesta. Sin embargo, y aunque estamos parcialmente de acuerdo con esta afirmación, también creemos que, para que alguien pueda conseguir sus objetivos, es imprescindible que se rodee de las personas y herramientas que le faciliten el camino. Por tanto, si queremos un futuro telemático, estaremos de acuerdo en que profesores y alumnos deben esforzarse para que este sea posible; pero también que se le deben dar todas las facilidades para que puedan lograrlo.

«Para que en el futuro la enseñanza online sea toda una realidad creo que necesitamos que esta sea más sencilla. Necesitamos buenas plataformas, que resulten fáciles de manejar para alumnos, padres y profesores»; explica Sandra Sánchez, profesora de inglés en un instituto en Madrid. «Por ejemplo, en Andalucía se hizo un convenio con Google y en las aulas ahora se pueden utilizar todos sus programas. Esto facilita mucho la labor docente y ayuda enormemente al alumnado»; añade.

Razón no le falta. Y es que la educación online no es viable si no se disponen de los medios informáticos adecuados. Al igual que necesitamos de un teléfono móvil para poder llamar 📱 o de un GPS para poder llegar de un lugar a otro, 🗺️ es vital que tanto alumnos como padres y profesores cuenten con las aplicaciones y los dispositivos necesarios para poder llevar a cabo una enseñanza virtual de calidad. 

Enseñemos nuevas tecnologías

Hemos dejado claro (o eso esperamos) que las herramientas son un elemento indispensable para que las clases se puedan desarrollar con todas las garantías de manera telemática. No obstante, algo que también debemos tener en cuenta y debemos promover, es que el alumnado conozca y sepa utilizar dichas herramientas. De nada vale tener un portal educativo de última generación si el niño no sabe usarlo. 

«Es necesario que a los alumnos también se les enseñase competencias digitales»; nos confirma Peña. «Aunque sean nativos en esta materia, hay aún muchas cosas que no conocen, sobre todo a nivel profesional. Es por ello imprescindible que sepamos inculcar a los estudiantes la diferencia entre el uso de las TICS como herramienta de trabajo y el uso de estas como ocio o disfrute»; sentencia. «Ellos están acostumbrados a usar las nuevas tecnologías siempre como una forma para su entretenimiento y, por eso, cuando deben usarlas como un método de estudio, se suelen distraer»; añade.

Quizás, la solución sea crear asignaturas destinadas a que el alumnado aprenda a manejar los ordenadores y el software de una forma inteligente. 🖥️ Y es que al igual que sería recomendable enseñar a los jóvenes en los institutos a preparar la declaración de la renta o emitir facturas (situaciones a las que les tocará enfrentarse una vez sean adultos); también sería ideal que estos aprendieran a usar las nuevas tecnologías para hacer los deberes, las presentaciones de clase y, por qué no, también para enfrentarse a un posible teletrabajo

Creemos un buen ambiente en casa 

Aunque no lo creas, no toda la responsabilidad recae en los profesores, los alumnos y el Ministerio de Educación. Como padre, tú también tienes una importante labor a la hora de que tu hijo pueda disfrutar de una enseñanza online óptima. 

El ambiente en casa es fundamental para que los más pequeños puedan aprender y desarrollar sus habilidades correctamente. «Porque esté en casa, no significa que el alumnado no tenga que estar como en clase. Necesita un lugar en silencio, 🤫 con espacio para moverse si la lección lo requiere, buena luz… Para ello es importante que la familia entienda que el tiempo que su hijo está en clase, no está disponible para ellos»; explica Ortega. 

No puede ser que el profesor esté explicando algo a tu hijo y que tú estés al lado hablando por teléfono o que su hermano esté comiendo a escasos metros. Como padre, uno debe entender que una clase, aunque virtual, sigue siendo una clase y debe tratarse como tal. Por lo que la familia debe respetar los horarios y las dinámicas que el colegio establezca.

Desde GoStudent, como entendemos que adaptarse no debe ser solo cosa de uno, buscamos crear planes de aprendizaje individuales que se amolden perfectamente a las necesidades de tu hijo; teniendo en cuenta su disponibilidad, su situación familiar y los objetivos que desea conseguir. Así, tanto el profesor como la familia y el alumno pueden trabajar de la mejor forma posible, sin malos entendidos ni interrupciones innecesarias. 

Por ello, queremos animar a tu hijo a que pruebe una de nuestras clases online. Nos encantaría que disfrutara de una prueba de manera totalmente gratuita y que conociese de primera mano cómo es aprender con GoStudent. ¡Y es que el futuro está en su mano y nosotros estamos dispuestos a acompañarlo durante el camino! 💪

Alcanza la cima con clases particulares

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora