LENGUAS EXTRANJERAS

Aprender japonés desde cero: Así debes adentrarte en esta lengua

 

Capítulos:

  1. Aprender japonés desde cero
  2. Cómo aprender a hablar japonés

 

¿Cuál es su motivación u objetivo para aprender japonés desde cero? Quizá sea tu hijo el que siente interés y, antes de nada, hay que marcar unos objetivos: puede querer aprender japonés para viajar, para entender series o películas , mangas o, realmente, puede querer  aprenderlo en profundidad.  👀

Querer aprender algunas frases de supervivencia para viajar es diferente a querer comenzar un aprendizaje serio y a largo plazo. Son metas muy diferentes y caminos muy distintos.

Por ejemplo, si uno quiere estudiar japonés en serio, el objetivo a medio plazo es alcanzar un nivel intermedio o incluso avanzado. 

El japonés (nihongo) es la lengua oficial de Japón, país compuesto por cuatro islas principales: Hokkaido, Honshuu, Shikoku y Kyushuu  🗾 y cientos de islas de menor tamaño. Es un idioma hablado por más de 125.000.000 de personas (impresionante para el tamaño del país, ¿eh?).

Entre otras cosas fascinantes de este idioma, verás que su origen es desconocido. Y es que, aunque presenta similitudes con lenguas cercanas, no se sabe exactamente cuál es su origen y no, no se parece al chino aunque compartan alfabeto.

 

Aprender japonés desde cero

 

Antes de comenzar a estudiar en profundidad aspectos gramaticales, hay que aprender cómo funciona la escritura del japonés. En este idioma hay tres alfabetos (no te asustes, es fácil si tus ganas o las de tu hijos son muchas). Su lectura es importante y el dominio de su caligrafía es todo un arte. 🎨 Es por ello por lo que aprender caligrafía japonesa supone un reto para muchos.

Hiragana

Es el alfabeto propiamente japonés. Se utiliza para estructuras gramaticales, verbos, adjetivos

Katakana

Es un alfabeto que parte del anterior pero con “letras” más simplificadas. Se utiliza para escribir palabras que provienen de otros idiomas y que se han adaptado a la lengua japonesa. 

Kanji

¡Ay, los kanji! Estos complejos ideogramas provienen del chino y se utilizan para representar conceptos, palabras primitivas a las que se unen hiraganas para completar significado… Hay miles y miles. Se estima que un japonés de nivel universitario debería conocer unos 3500… ¡No te asustes! 😱 La mayoría de japoneses los consultan porque es fácil olvidar algunos. 

Cuando se empieza a estudiar este idioma, temes a los kanjis y no quieres que aparezcan en ningún texto pero, conforme avanzas, deseas que haya porque son fascinantes y representan conceptos que poco a poco se van asentando en la mente. 

Para que veas un ejemplo claro: こんにちは、私はルルドです.

En esta frase tenemos Hiragana: こんにちは (Hola)

Kanji: 私 (Soy) concepto del yo

Katakana ルルド (Lourdes, nombre extranjero). 

Hiragana de nuevo: です (verbo ser). 

Una vez tu hijo sepa los dos primeros alfabetos: hiragana y katakana, sería interesante hacer algún curso de caligrafía japonesa. Escribir requiere cierta técnica y dominio de los trazos. En internet hay muchos cursos para aprender kanjis japoneses online: Domestika, Crehana… Y, por supuesto, con clases online de GoStudent.

Si tu hijo siente curiosidad por este idioma, tan solo tiene que perder el miedo a equivocarse. Es una lengua maravillosa que, además, hará que abra su mente a nuevas formas de entender el mundo

Una vez sabido todo esto ¿cómo puedes buscar clases? En Gostudent contamos con profesores pero, además, hay muchos recursos y libros en internet.

En la Fundación Japón hay manuales  y cursos de gramática y de kanji. Hay secciones en su web dedicadas íntegramente a practicar Kanji a base de juegos de memorización.

Como manuales, tradicionalmente, se recomendaban los Minna no Nihongo pero, cierto es, que ahora, hay algunos más atractivos como Marugoto. Otro libro muy interesante para memorizar los silabarios es Kana para recordar de Marc Bernabé. 

estudiar-japones-apuntes

Cómo aprender a hablar japonés

 

Como en todo idioma, la mejor forma de aprender la lengua es una inmersión total en el país. Evidentemente no es fácil hacer una estancia o mandar a tus hijos a Japón si han empezado a sentir inquietud por esta lengua. 

La distancia, los costes de vuelos y escuelas de japonés pueden suponer un gran obstáculo pero, ¡no desesperes! Las opciones son miles y en un mundo cada vez más pequeño y globalizado siempre podemos encontrar nativos o gente que hable muy bien cualquier idioma.

Actualmente, gracias a Internet, podemos encontrar grupos de intercambio y de conversación. Hay tanto presenciales (en cafeterías, bibliotecas…) como online. Sea como sea, lanza a tu hijo o lánzate a esta experiencia. Es una forma maravillosa ya no solo de conocer el idioma sino también de conocer gente nueva, nuevas costumbres y culturas. No conocemos del todo una lengua hasta que hayamos convivido con personas de ese país.

Esto es porque cada lengua expresa una forma de vida. La lengua es una expresión (aunque imperfecta) de la vida. 

Piensa que un idioma no es solo gramática, también es cultura, historia, tradición, folklore…

Como decía un humanista del siglo XIX:

“No se sabe una lengua hasta que se ha tenido la experiencia de reír, gozar y sufrir, luchar y trabajar, amar y desamar en aquella lengua…”💓

Alcanza la cima con clases particulares

Prueba una clase particular gratis en @GoStudent

Reserva ahora