OTROS CONSEJOS

5 consejos para ayudar a tu hijo a conciliar el sueño

 

Capítulos:

 

Así puedes ayudar a tu hijo a conciliar el sueño

1.  Crea una rutina antes de iros a la cama

2. Prepara una cena ligera antes de acostaros

3. Asegúrate de que el ambiente esté tranquilo

4. Tranquiliza a tu hijo antes de que se duerma

5. Levántalo a una hora razonable

 

¿Tiene tu hijo problemas a la hora de conciliar el sueño por la noche? ¿Se levanta a menudo? ¿Necesita que estés con él en su dormitorio para que se duerma? Toma nota de estos siete consejos para que esta situación crítica no se convierta en crónica. ¡Ahora es el momento de buscar una solución y ayudar a que el peque duerma como los ángeles! 

 

Ya lo he dicho en algún que otro artículo pero no me cansaré de repetirlo: Dormir bien y durante el tiempo correcto es imprescindible para que los más pequeños rindan bien y tengan la mente despierta durante todo el día.

Las horas que los niños deben pasar en la cama varían según su edad. ⏰ Según la Fundación GAES, por ejemplo, si tu hijo tiene de tres a cinco años, lo aconsejable sería que disfrutara de un sueño de no menos de once horas y de no más de trece. O si tiene entre cinco y doce años, lo recomendable sería que intentase dormir unas diez horas para, una vez llegado al instituto, adaptara el nuevo horario a un descanso de, por lo menos, ocho horitas.

La pregunta ahora es… ¿Cómo hacer para que tu hijo consiga conciliar el sueño y logre dormir plácidamente? 💤 Muy sencillo. Con estos cinco consejos estoy seguro de que lograrás que el peque de la casa descanse como los ángeles. ¡Y te deje descansar a ti también! 

 

kind-schlaft-nicht-01

 

Así puedes ayudar a tu hijo a conciliar el sueño

 

💤 Crea una rutina antes de iros a la cama 🛏️

 

No puedes pretender que tu hijo esté tan tranquilo viendo la televisión 📺 y que, de repente, le pidas que se vaya a su dormitorio a dormir como si nada. Las cosas no funcionan así. En lugar de «Vamos ya a dormir» puedes empezar a decir «En veinte minutos vamos a ir preparándonos para ir a la cama». 

Crea una rutina que, sencilla, repitáis cada noche antes de acostaros. Primero hay que apagar las pantallas (es recomendable que, al menos, se haga veinte minutos antes de dormir); después toca lavarse los dientes 🦷 y finalmente, por qué no, leer un breve cuento. Esto favorecerá que tu hijo vaya poco a poco poniéndose en situación y que su cuerpo y mente, de manera indirecta, se vayan relajando. 

 

💤 Prepara una cena ligera antes de acostaros 🍳

 

Si quieres que tu hijo logre dormir con facilidad, debes empezar desde la cocina, a la hora de preparar la cena. 🍽️ Acostarse con el estómago lleno, sin haber terminado la digestión, hará que a tu hijo le cueste (y mucho) conciliar el sueño. Por ello, es importante que por la noche optes por comidas ligeras, con pocas grasas e hidratos de carbono, pues estos aumentan las posibilidades de que el peque se despierte en mitad de la noche. 

Una buena idea es que también adelantes la hora en la que cenáis en familia. Generalmente, en España, la hora de la cena es las 21:30. Intenta que os sentéis en la mesa para comer sobre las ocho, así os dará tiempo a digerir los alimentos y dormir sin problemas.

 

💤 Asegúrate de que el ambiente esté tranquilo 🔇

 

Sí, no eres el único al que le gusta escuchar un poco de música antes de irse a dormir; al que le divierte jugar con el móvil en la cama; ni al que le entretiene ver la última serie turca que ha decidido emitir Antena 3 aunque tenga anuncios cada cuarto de hora. No obstante, debes poder hacer todo esto sin afectar al descanso de tu hijo.

No te pido que dejes de vivir una vez que el pequeño se haya ido a dormir, solo que te pongas los auriculares, que le quites el sonido al jueguecito 👾 y que le bajes volumen a la televisión. ¡El ambiente debe ser silencioso! 

 

💤 Tranquiliza a tu hijo antes de que se duerma 😌

 

Las pesadillas, los terrores nocturnos o el miedo a la oscuridad son algunos de los motivos más comunes por el que los críos no consiguen conciliar el sueño cada noche. Es precisamente por ello por lo que te recomiendo que, justo antes de apagar las luces, 💡 te sientes en el borde de la cama de tu hijo y le calmes un poco. 

Dile que no pasa nada, que tú estás justo al otro lado de la pared y que has echado un conjuro mágico para que en esta casa no haya monstruos malvados. Échale imaginación e intenta hablar con tu hijo para que sufra lo menos posible a la hora de irse a dormir. ¡La comunicación es muy importante!

 

💤 Levántalo a una hora razonable ⏰

 

La hora a la que tu hijo se va a dormir importa, pero también la hora a la que se levanta. No dormir lo suficiente puede provocar problemas de salud, dificultar su concentración en la escuela y hasta frenar su crecimiento; por lo que es necesario acostarlo lo suficientemente temprano para que pueda descansar el mínimo de horas recomendado. 😴

Y a la inversa también. ¡Es fundamental que tampoco duerma demasiado! Incluso los fines de semana y las vacaciones. De lo contrario, tu hijo seguirá teniendo energía por la noche y será imposible que concilie el sueño a su hora. Y ni tú ni yo queremos eso.

 

Espero, de coraçao, 💓 que estos consejos te sean de gran ayuda y que con ellos logres que tu hijo descanse un poquito mejor; pues así sus dificultades en el colegio se reducirán notablemente. No obstante, si aún durmiendo como los ángeles, 👼 el peque sigue teniendo problemillas con alguna asignatura, no dudes en contar con uno de nuestros tutores. Ellos no podrán hacer que tu hijo se duerma, pero si que mejorarán sus resultados académicos. Pincha en este enlace y déjate conquistar por el método GoStudent. ¡La primera clase es gratuita!

 

Alcanza la cima con clases particulares

Consejos para los padres

Ayudamos a los estudiantes a aprender, no sólo a subir las notas.

Guía de motivación gratuita para padres.

Descargar ahora