OTROS CONSEJOS, INTERNACIONAL

Los padres, el modelo a seguir de sus hijos: ¿Cómo llevar la presión?

 

Capítulos:

  1. Los niños y los adolescentes necesitan orientación
  2. Los padres, el espejo de los hijos. ¿Cómo gestionar la presión?

 

Seguro que te has dado cuenta: los niños imitan lo que hacen sus padres desde muy pequeños. De tal palo, tal astilla. Es bonito vernos reflejados en ellos, pero a veces es difícil lidiar con la presión de ser su modelo a seguir. Hoy te traigo algunas pautas para ayudarte a afrontar mejor esta gran responsabilidad.

 

Los niños y los adolescentes necesitan orientación

 

Los niños y los adolescentes repiten lo que oyen 👂 e imitan lo que ven, 👁️ y aprenden importantes lecciones de sus padres y profesores. ¡Son como esponjas!

Necesitan orientación en cada etapa de su vida para crecer y ser cada vez más autónomos. Es pura supervivencia. Para ello se fijan en los adultos que les rodean, pues entienden que tenemos más experiencia en la vida. Pero sobre todo se fijan en sus padres 🦸‍♀️, las personas que más admiran.

Como su mayor referente, tu ejemplo les influye a corto y a largo plazo en muchos aspectos: su comportamiento, sus reacciones, su actitud ante determinadas situaciones, sus creencias y hasta sus opiniones.

Por eso es importante que intentes ser coherente con el modelo de educación que quieres seguir, para que no reciban mensajes contradictorios. Es todo un reto, pero piensa que ser el modelo de tu hijo es una gran motivación para dar lo mejor de ti cada día y ser mejor.

padre-hija-modelo-a-seguir-presion

Los padres, el espejo de los hijos. ¿Cómo gestionar la presión?

 

Tu hijo observa cada día lo que haces: cómo manejas las situaciones de estrés, cómo tratas a los demás, cómo gestionas tus emociones… Eres el espejo en el que se mira tu hijo cada mañana, y esto puede generar presión. Pero keep calm, my friend. 💆‍♂️ Sigue leyendo y verás que hay varias cosas que puedes hacer para ser un referente positivo para tu niño.

Una acción vale más que mil palabras

Las palabras se las lleva el viento 🌬️, y aunque tener una buena comunicación con tu hijo siempre está bien, también es cierto que tus acciones hablan por ti.

Por ejemplo, si no quieres que tu hijo mienta, debes ser honesto. Las “mentiras piadosas” son muy recurrentes en la vida diaria para no enfrentarnos a situaciones complicadas, pero debes evitarlas si no quieres que tu hijo concluya que mentir es aceptable.

Es muy importante que intentes cumplir las normas y poner en práctica los valores que le quieres inculcar 😇: seguir una buena alimentación, ser amable con los demás, mantener ordenada la habitación, practicar la gratitud, hacer deporte… Es sencillo, ¿a que sí? Si empiezas a predicar con el ejemplo te quitarás mucha presión, porque estarás siendo coherente.

De los errores se aprende

Para bien y para mal, hay muchas cosas que les enseñamos a los niños de forma involuntaria. Es natural, no podemos estar siempre alerta. 👀

Ser padre es una asignatura para la que nadie nos prepara, y nadie es perfecto. No te culpes si en ocasiones ves actitudes tuyas que no te gustan reflejadas en tu hijo. Empieza por perdonarte y a asumir que eres humano y cometes errores. Y a partir de ahí intenta cambiar esas conductas. Además, ¡de los errores siempre se obtiene un aprendizaje!

Influencia en positivo

Ni instagramers, ni youtubers ni tiktokers: los padres y profesores somos los verdaderos influencers de los niños y adolescentes. 💁‍♀️

¿No lo habías pensado? Es una gran responsabilidad, pero también una gran ventaja, porque podemos influir en ellos de manera muy positiva: ayudarles a ser más felices, a ser mejores personas, sembrar en ellos inquietudes, contagiarles aficiones bonitas… 😌

Construye una relación sólida

La influencia que ejerces en tu hijo será mayor cuanto más cercana y sólida sea vuestra relación. Si hablas con él a menudo y creas un vínculo de confianza 💫 te sentirá como uno de sus principales apoyos y referentes. Tendrás la oportunidad de compartir tus opiniones con él, ayudarle con problemas por los que tú ya has pasado o guiarle cuando tiene que tomar decisiones importantes. 

Empieza a pensar en positivo y libérate de la presión: ser un modelo a seguir para tu hijo tiene muchas ventajas, aprovéchalas con responsabilidad. Si lo haces, cuando crezca será como una “versión mejorada” de ti mismo. ¿No te encanta la idea? 😜 Alcanza la cima con clases particulares

Consejos para los padres

Ayudamos a los estudiantes a aprender, no sólo a subir las notas.

Guía de motivación gratuita para padres.

Descargar ahora